Una compañía que actua responsablemente

Tigo promueve un buen gobierno corporativo, impactando positivamente en las comunidades, creando un lugar atractivo para trabajar, cumpliendo con los derechos laborales y el código de ética tanto a nivel interno como en su cadena de valor.